VIOLENCIA DE GÉNERO

Las Medigualdadidas de Protección Integral contra la Violencia de Género abarcan la protección contra cualquiera de estos tipos de violencia:

  1.  Violencia física, que incluye cualquier acto de fuerza contra el cuerpo de la mujer, con resultado o riesgo de producir lesión física o daño, ejercida por quien sea o haya sido su cónyuge o esté o haya estado ligado a ella por análoga relación de afectividad, aún sin convivencia.
  2. Violencia psicológica, que incluye toda conducta, verbal o no verbal, que produzca en la mujer desvalorización o sufrimiento, a través de amenazas, humillaciones o vejaciones, exigencia de obediencia o sumisión, coerción, insultos, aislamiento, culpabilización o limitaciones de su ámbito de libertad, ejercida por quien esté o haya estado ligado a ella por análoga relación de afectividad, aún sin convivencia.
  3. Violencia económica, que incluye la privación intencionada, y no justificada legalmente, de recursos para el bienestar físico o psicológico de la mujer y de sus hijas e hijos o la discriminación en la disposición de los recursos compartidos en el ámbito de la pareja.
  4. Violencia sexual y abusos sexuales, que incluyen cualquier acto de naturaleza sexual forzada por el (presunto) agresor o no consentida por la mujer, abarcando la imposición, mediante la fuerza o con intimidación, de relaciones sexuales no consentidas, y el abuso sexual, con independencia de que el (presunto) agresor guarde o no relación conyugal, de pareja, afectiva o de parentesco con la víctima.

Si nuestros clientes se encuentran en cualquiera de estas situaciones deben saber que este despacho garantiza la defensa jurídica y especializada a todas las víctimas mediante asesoramiento integral durante todo el proceso penal.
La asistencia letrada que prestamos implica acompañar a la víctima desde el mismo instante en que solicita auxilio e interpone la denuncia realizando un relato exhaustivo en los centros policiales o judiciales y cuidando que se preste especial atención en datos o circunstancias imprescindibles para salvaguardar sus intereses.

Solicitaremos las medidas de protección y seguridad integrales para la víctima cuando procedan y se tendrá muy presente además si son especialmente vulnerables por su edad, capacidad psíquica y/o sensorial, de afectación emocional, dificultad de idioma o extranjeras. Nuestro despacho también informa de todos los medios al alcance de la víctima acerca del ingreso en un centro de acogida, ayudas económicas, alquileres de vivienda sociales y apoyo psicológico.

Cada solicitud que realizamos en este despacho es individualizada para cada víctima, evitando medidas estándar que no se adapten a sus circunstancias personales, añadiendo además de medidas penales y la indemnización que en su caso proceda, también las medidas civiles de cara a un futuro proceso de divorcio o separación.

Informamos acerca de la existencia de la Unidad de Valoración Forense Integral que puede emitir valoraciones del riesgo y estudios acerca de posibles síndromes de maltrato que requieren la intervención de un equipo especializado formado por psicólogos, asistentes sociales y forenses.

No duden en consultar si se encuentran ante una situación de violencia de género porque encauzar adecuadamente un proceso de este tipo con todas las garantías dependerá de un buen asesoramiento desde el primero momento.